El Gobierno, los empresarios y los sindicatos ya tomaron una decisión concertada sobre el aumento del salario mínimo para el próximo año.

La mesa tripartita acordó que el salario subirá un 16 por ciento en el 2023 mientras que el alza del auxilio de transporte será de 20 por ciento.

Es decir, que el salario mínimo que hoy en día es de 1’000.000 de pesos pasaría a ser el próximo año de 1’160.000 pesos. Entre tanto, el subsidio de transporte aumentará a 140.606 pesos. En total, la suma será de 1’300.000 de pesos.

«Esperamos que con este incremento los trabajadores puedan recuperar el poder de compra que se ha perdido en los últimos meses debido a la inflación y recupere el incremento de la productividad promedio de la economía», señaló el presidente Gustavo Petro.

Hay que recordar que solo 3,4 millones de personas ganan un salario mínimo en Colombia, según los datos del Ministerio de Hacienda. Otros 9,4 millones de trabajadores no llegan ni siquiera a esa cifra.

¿Cuál fue la fórmula para determinar el alza?

Si bien normalmente la fórmula para determinar el alza es la suma de la inflación más el dato de productividad, es decir, el 12,53 por ciento del IPC a noviembre más el 1,24 por ciento.

Este año la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, declaró que tuvieron en cuenta el aumento de los precios de las personas no de la población en general sino de las personas más pobres, esto es, la suma de 14,4 por ciento más 1,24 por ciento.

«El acuerdo es histórico porque por primera vez nos hemos centrado en políticas para proteger el poder adquisitivo. Hemos tomado la cifra base de la inflación de los pobres, que fue de 14,4 por ciento», señaló la ministra.

El techo de la discusión fue de un 20 por ciento, que fue la propuesta de las centrales obreras. Esto porque los empresarios no quisieron dar una cifra oficial de alza y prefirieron discutir este intervalo para poder llegar a una cifra definitiva hoy.

Finagro: ‘La apuesta es dar crédito a pequeños productores marginados’
Se iniciará compra de tierras ofertadas por Fedegán
Salario mínimo: ¿sindicatos están dispuestos a bajarse del aumento de 20 %?

Otros puntos acordados

Según Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, que pertenece al lado de los empresarios, la mesa tripartita aprobó una serie de medidas complementarias para poder devolverle el poder adquisitivo a las personas.

Entre estas están la desindexación del alza del mínimo de una serie precios y servicios, también se buscará la forma para que los costos de la energía impacten menos a las personas y se solicitará de manera formal al Ministerio de Hacienda el compromiso para bajar la tasa de usura, recalculando la fórmula que hoy se aplica.

“Hay que expresar el reconocimiento al Gobierno nacional por recoger las propuestas referentes al control del precio de kilovatio de energía, el control a la tasa de usura, el control a los precios de los medicamentos y desatar varios servicios del salario mínimo”, aseguró Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

La ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, en la discusión del salario mínimo del 2023.

Foto:

Ministerio de Trabajo

Los riesgos del alza

Anif, liderado por Mauricio Santamaría, alertó de que aunque la mejora del poder adquisitivo de quienes ganan un mínimo persigue un objetivo loable, como lo es el de lograr un mejor nivel de vida para los trabajadores, este puede llevar a efectos indeseables como aumentos en los niveles de informalidad, que resultan en un mayor número de personas con ingresos por debajo del salario mínimo, e incluso puede tener repercusiones negativas para el empleo.

Deja un comentario