PublicidadPolítica

Hospital san juan de Dios

El Hospital San Juan de Dios de Pamplona suspendió la atención a los afiliados de Saludvida

Por acumular una cartera de $ 1.446 millones y no querer corresponder con esas obligaciones el Hospital San Juan de Dios de Pamplona suspendió la atención a los afiliados a Saludvida.

Al no renovarse los contratos con la EPS se quedarán sin atención en las modalidades de especializaciones y baja complejidad, 8.290 afiliados de los municipios de Pamplona (3.489), Silos (1.143), Cucutilla (2.244) y Mutiscua (1.414).

La decisión según el gerente de la ESE de Pamplona, Hernando José Mora González, se tomó porque la institución se encuentra en el programa de saneamiento fiscal y financiero propuesto por el Ministerio de Hacienda y uno de los indicadores que mide el cumplimiento de los compromisos, es el recaudo de vigencias anteriores que se debe hacer por atención a los usuarios de las EPS.

“Vemos que Saludvida nos debe una cifra muy alta que nos está afectado el programa y por el cierre de la Clínica Pamplona se tiene un plan de contingencia en donde hay que corresponder con la atención de aproximadamente 100.000 usuarios de la región, más los universitarios, población flotante y procedentes de Arauca”, sostuvo.

También se requieren de recursos económicos para la compra de insumos y poder pagar la planta de profesionales que atiende esa población las 24 horas del día.

Mora, afirmó que desde hace dos meses notificó a la gerente regional de Saludvida, María Isabela Acosta que por el incumplimiento en los pagos y compromisos adquiridos, en diciembre de 2018, ante el Instituto Departamental de Salud (IDS), se determinó que a partir del 1 de agosto de 2019, el San Juan de Dios no continuará prestando los servicios de salud de baja y mediana complejidad a los beneficiarios de los regímenes subsidiado y contributivo.

El funcionario, precisó que con anterioridad puso en conocimiento de la situación a los alcaldes, personeros, veedores y al IDS, para que determinen qué se va hacer con los 8.290 usuarios, que se quedarán sin atención en salud y porque en la región no hay una red alterna que pueda hacerse cargo de esos servicios.

“Vamos solamente a atender las urgencias vitales que se presenten, pero los demás servicios no están disponibles para las otras modalidades”, indicó.

El gerente reiteró que para volver a firmar los contratos con Saludvida deben ponerse al día con el total de la cartera morosa que asciende a los $ 1.446 millones y que vienen arrastrando desde vigencias anteriores.

Igualmente recordó que el Hospital dispone de abogados que adelantan los procesos jurídicos para que la EPS pague las deudas adquiridas por atención a sus afiliados.

Las entidades promotoras de salud le deben al San Juan de Dios $ 14.071 millones.

Con las demás EPS se está en proceso de efectuarse acuerdos de pago y las que a corte 31 de agosto no correspondan con las obligaciones, no se les volverá a firmar contratos.

La Opinión