Publicidad

Cultura Regional

La Caldera, laboratorio de agua

La hacienda La Caldera, una de las más representativas en la Provincia de Pamplona y paso obligado para los arrieros que iban a Bucaramanga en la época de la Colonia, se convertirá en el primer laboratorio de páramos y agua de Norte de Santander.

La iniciativa es liderada por el Instituto Superior de Educación Rural (Iser), propietaria de los predios ubicados en la zona rural del municipio de Mutiscua.

“El proyecto está sustentado en la vasta riqueza hídrica de la zona, que hace parte del páramo Santurbán. En la cadena montañosa brota el río La Plata, principal tributario del río Zulia”, dijo el jefe de direccionamiento de Planeación del Iser, Gabriel Gómez Carrillo.

Sobre como operará el laboratorio de agua, Gómez dio a conocer que se establecerán viveros de frailejones y de otras especies nativas, cuya principal característica sea la de retención de agua.

Otra de las estrategias es habilitar espacios de capacitación con talleres orientados a las buenas prácticas ambientales en el área de influencia de la hacienda La Caldera.

Dentro de la finca se está adecuando un laboratorio para hacer análisis de calidad del agua, tanto de la que brota en la zona como de los demás municipios de la Provincia. Para ello se tendrán en cuenta puntos estratégicos de las corrientes de agua.

“De aquí se van a desprender una serie de investigaciones que fortalecerán al Iser, al tiempo que desde la ciencia se contribuye a mejorar la calidad de vida de los pobladores del departamento. Para ejecutar el proyecto se requieren aproximadamente $700 millones”, indicó Gómez.

Teniendo en cuenta la fertilidad de las tierras de La Caldera, el clima y el recurso agua, también se tiene el proyecto de producir semillas de papa certificada.

El propósito investigativo es venderles a los campesinos de los municipios de la Provincia de Pamplona un producto con los mejores estándares de calidad, que sea resistente a las plagas y en donde prime el sistema orgánico con la no utilización de grandes cantidades de agroquímicos.

El jefe de Planeación del Iser precisó que de esta manera empezó la articulación de la academia con la parte técnica, alianza fundamental para poder beneficiar a las comunidades urbanas y rurales, no solo de la región de Pamplona, sino los demás municipios del área de influencia del Páramo Santurbán.

La Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Cúcuta se unió al proyecto.

Fuente/La Opinion

Publicidad